A fondo

La ventaja de la inversión en Planes de Pensiones en el escenario post COVID-19

ArantxaLopezLa pandemia del COVID-19 ha acelerado muchos cambios estructurales y modificado muchos aspectos de nuestra vida. Nos ha hecho plantearnos cómo queremos nuestra vida en un futuro. Para ello, es fundamental una adecuada planificación financiera que asegure una respuesta a cómo complementar mi pensión pública.

El tiempo pasa y, a veces, nos da la sensación de que más deprisa de lo que nos gustaría. Por el camino, nos surge la duda de cuándo es el mejor momento para empezar a ahorrar para la jubilación. La respuesta es siempre la misma: ayer. Cuanto antes empecemos, más capacidad y tiempo tendremos para conseguir hacer esa “bolsita de ahorro” dedicada a ese momento maravilloso. Y con tiempo suficiente, el esfuerzo es menor. Es algo que debemos inculcar a los más jóvenes y sensibilizar a toda la sociedad desde el principio. Si queremos mantener un cierto nivel de vida cuando nos jubilemos, tendremos que programar nuestras necesidades futuras desde el momento presente. “Te darás cuenta que lo que hoy parece un sacrificio, mañana terminará siendo el mayor logro de tu vida”.

“Un viaje de mil millas ha de comenzar con un simple paso” – Lao Tzu

Arantxa López Chicote, experta del Observatorio Inverco

A las trincheras que viene la inflación

GONZALO RENGIFO 2El ahorrador conservador siempre ha tenido una especial predilección por los depósitos, es sencillo, viene dentro del paquete de servicios bancarios, y, de hecho, supone dejar a nuestros ahorros ligados exclusivamente al tipo de interés establecido como remuneración de dichas cuentas.  Tradicionalmente hemos sido más propensos a atrincherarnos en los depósitos, pero el mejor resguardo ya no está en los depósitos sino en los Fondos de Inversión.

Desde la gran crisis financiera (2008) los depósitos han ido perdiendo paulatinamente su atractivo, primero porque los tipos a lo que se remuneraban los depósitos eran cada día más exiguos llegando a un punto, a partir del 2020, en los que se dejó de remunerar, nos están cobrando por mantener liquidez en cuenta.

Por otro lado, en los últimos diez años el nivel de ahorro se ha disparado y entramos en este ciclo de volatilidad y desaceleración, con niveles récord de ahorros y Fondos de Inversión por parte de los hogares. A nivel de Fondos de Inversión hemos pasado de menos de 150.000 millones de euros en 2010 a rozar los 450.000 millones de euros en 2021, es decir, hemos triplicado nuestro ahorro. Y lo que es más sorprendente, en depósitos las familias españolas tenían unos 900.000 millones de euros en depósitos en 2010 y entramos en el 2022 con casi 980.000 millones de euros.

Gonzalo Rengifo Abbad, experto del Observatorio Inverco

Un breve recorrido por la sostenibilidad en la gestión de activos

JUANmAmIEREn las últimas décadas se ha puesto de manifiesto la necesidad de tomar medidas y fijar objetivos que nos permitan contar con un mundo más sostenible, tanto desde el punto de vista ambiental y social, como de buen gobierno. Al igual que en otros sectores, la industria de gestión de activos no es ajena a esta demanda colectiva de aplicar criterios de inversión socialmente responsable en sus vehículos de inversión. Es necesario invertir con criterios ESG no solo desde un punto de vista ético, sino también desde una visión de largo plazo ya que aquellos que se ocupen con más esfuerzo en adoptar estas medidas serán quienes se encuentren mejor preparados para el futuro.

En este sentido cuando analizamos la sostenibilidad en el sector de gestión de activos es necesario destacar cómo ésta lleva décadas dando pasos para su desarrollo, y cómo estos cambios se han ido incorporando en las prácticas habituales no solo de gestión sino en toda su cadena de valor.

La preocupación por implementar criterios de inversión socialmente responsable en los Fondos de Inversión y Fondos de Pensiones no es nada nuevo. Como ejemplo, los Principios de Inversión Socialmente Responsable promovidos por Naciones Unidas llevan desarrollándose desde el año 2006. Estos principios nacen con el objetivo de lograr un sistema financiero global más sostenible mediante la creación de valor a largo plazo. Ya que estos principios «recompensarán la inversión socialmente a largo plazo y beneficiarán al medio ambiente y a la sociedad en su conjunto». Prueba del éxito de esta iniciativa es que en su inicio tan solo contaba con 63 entidades firmantes con 8,5 billones de dólares de patrimonio bajo gestión, y el pasado 2021 ya existen 3.826 firmantes con más de 150 billones de dólares de patrimonio bajo gestión, siendo integrantes de la misma los principales agentes del mercado.

Juan Manuel Mier Payno, experto del Observatorio Inverco

Lecciones económicas tras dos años de pandemia

AnaMartinSantaOlallaLa pandemia ha puesto a prueba lo que creíamos saber, lo que sabíamos y lo que teníamos que recordar sobre cómo funcionan las economías, tanto para los profesionales como para los ahorradores. De hecho, la pandemia ha cuestionado si los gestores deberían confiar en los modelos económicos utilizados: Se ha confirmado que estos modelos también funcionan en situaciones de stress máximo, evitando que la interrupción brusca de la actividad se convirtiese en una recesión.

Sabíamos que la respuesta coordinada de la política monetaria y fiscal era la solución, y funcionó. Utilizar la política fiscal para subvencionar empleo (modelo europeo: pagar a las empresas para mantener en nómina a empleados en paro forzoso) se ha demostrado más eficaz que subvencionar el paro (modelo americano). Por eso en Europa la transición ha sido relativamente sencilla, mientras en EEUU la “fricción” de volver a buscar plantilla entre los desempleados ha producido señales de recalentamiento en el mercado de trabajo. La decisión de volver a trabajar es muy distinta cuando uno no ha dejado de estar en plantilla a cuando está desempleado, y con un cierto colchón de ahorro gracias al subsidio de desempleo. Paradójicamente en Europa hemos alcanzado un nivel de empleo superior a la prepandemia sin tensiones en los salarios, mientras en EEUU el volumen de empleo es todavía inferior a 2019 y, sin embargo, los salarios suben casi al doble de ritmo.

Ana Martín de Santa Olalla. Observatorio Inverco

La inflación y cómo evitar una mengua de nuestros ahorros

Gonzalo Meseguer 2018

El fenómeno de la inflación, la subida continua y generalizada de los precios, que viene derivada de situaciones coyunturales como pueden ser la explosión de una demanda reprimida, tras meses de confinamiento y restricciones, y la represión en la oferta, sigue en el punto de mira de los ahorradores particulares, puesto que se trata de un factor que afecta de forma negativa a su  capacidad adquisitiva, reduciendo su poder de compra y dificultando la planificación financiera de cara al futuro. Aunque la inflación ha empezado 2022 en un nivel del 6%, ligeramente inferior al cierre del último ejercicio (6,7%), y es previsible que estas tasas se normalicen en los próximos meses y que, en consecuencia, se avance hacia una normalización de la economía, no debemos perder de vista el impacto que tienen las presiones inflacionistas sobre las carteras de inversión  y, por ende, tomar algunas decisiones para evitar que este fenómeno, sea estructural o coyuntural, nos penalice.

Gonzalo Meseguer Muñoz. Observatorio Inverco

 

Complementariedad de los Planes de Pensiones individuales y de empresa en 2022

angel-martinez-aldamaEl necesario impulso para el denominado segundo pilar del ahorro en pensiones individuales no puede desarrollarse en detrimento del tercer pilar: los planes de pensiones tradicionales. El desarrollo del segundo pilar debe actuar como complemento en ese objetivo por encontrar soluciones para que los partícipes planifiquen de forma correcta su jubilación, para que puedan mantener su poder adquisitivo tras la vida laboral y obtener rentabilidades y, así, optimizar la capitalización del ahorro acumulado del esfuerzo de tantos años de trabajo.

La alternativa de planificación de ahorro de cara a la jubilación, que se materializa en Planes de Pensiones, posee muy pocos incentivos fiscales en España, si se compara con el resto de países desarrollados de la OCDE. A pesar de ello, sigue marcando cada año máximos históricos, lo que consolida el interés de los ahorradores españoles por este producto. No obstante, los últimos cambios impositivos ponen en riesgo el desarrollo futuro de los Planes de Pensiones individuales. Tanto es así que esas decisiones condicionaron las aportaciones en 2021, hasta el punto de que casi 3 de cada 4 gestoras pronosticaban, en la última encuesta realizada a Gestoras de Fondos de Pensiones elaborada por el Observatorio Inverco, una ralentización en las aportaciones brutas en 2021 de más de un 20%.

Ángel Martínez-Aldama, director del Observatorio Inverco

2022, el año clave para incentivar el segundo y tercer pilar del sistema de pensiones

Es angel-martinez-aldamainnegable que 2021 ha sido un año importante para el avance en la concienciación de la importancia de la planificación financiera de cara a la jubilación. Más allá de la incertidumbre derivada por aspectos coyunturales como la inflación o los posibles rebrotes del COVID-19, la reducción en el límite desgravable en las aportaciones a los Planes de Pensiones individuales se ha convertido en el verdadero talón de Aquiles de un ejercicio donde el debate sobre la jubilación ha girado en gran medida en torno al desarrollo del denominado segundo pilar, los Planes de empresa.

En los últimos meses, hemos podido observar que el ahorrador español ha experimentado un proceso de madurez inversora, vinculado a tres factores: una creciente apuesta por productos de ahorro e inversión que permiten dinamizar y rentabilizar el capital, como demuestran los datos récord de suscripciones en Fondos de Inversión. En segundo lugar, la ampliación del horizonte temporal, lo que permite obtener mejores rentabilidades y paliar los efectos negativos de los ciclos económicos adversos. Y, por último, la capacidad para conjugar estrategias dinámicas y de mayor riesgo, en línea con una coyuntura de mercado que ha reforzado aún más la estrecha relación entre la rentabilidad y el riesgo a la hora de mantener el poder adquisitivo.

Ángel Martínez-Aldama. Director del Observatorio Inverco

Los Planes de Pensiones y la madurez del ahorrador español

angel-martinez-aldama

La nueva restricción a la planificación del ahorro de los españoles, que ha supuesto la reducción del límite máximo de aportación a Planes de Pensiones Individuales, de 8.000 euros a 2.000 euros, en vigor en 2021, unido a la propuesta de una nueva reducción hasta los 1.500 euros para el año que viene, es una muy mala noticia para los ahorradores españoles, que ven así drásticamente reducidas sus opciones de inversión a largo plazo. Por otra parte, se anuncia por el Gobierno su intención de promover Fondos de Pensiones de Empleo de promoción pública, hacia los que se proyecta desplazar los incentivos fiscales de los Planes de Pensiones Individuales.

Compartimos absolutamente la idea del Gobierno de estimular los Planes de empresa, ya que su desarrollo está muy lejos del de las principales economías del mundo, pero dicho desarrollo no debe ser nunca “a costa” de reducir la expansión brillante que han tenido los Planes individuales, y desde luego no es el momento adecuado para reducir los incentivos al ahorro a largo plazo cuando España lo necesita de forma imperiosa.

Ángel Martínez-Aldama. Director del Observatorio Inverco

Próximo objetivo: ahorrar para complementar la pensión desde las empresas

Eva ValeroCuando el sistema público de pensiones entra en el debate público, es muy fácil caer en mensajes tremendistas. Pero hablar de quiebra o de que en veinte o treinta años no cobraremos pensión, ni es cierto, ni conviene para mantener un diálogo sereno y constructivo. Sin lugar a dudas, la realidad demográfica supone un gran desafío sobre el sistema que exige abordar reformas audaces.

Cobraremos pensión cuando llegue el merecido retiro. Ahora bien, debemos ser conscientes de que esa pensión no va a poder ser todo lo generosa que nos gustaría y que, probablemente, no será suficiente para mantener el mismo estilo y nivel de vida que cuando hemos estado en activo. Es muy importante que la sociedad en su conjunto entienda, por tanto, la necesidad de ahorrar hoy para poder disfrutar de la jubilación. Los Planes de Pensiones son, en este escenario, más necesarios que nunca. Sin embargo, este 2021 nos ha dejado un importante tijeretazo a los beneficios fiscales para los planes de pensiones individuales. Concretamente, las aportaciones individuales han pasado a 2.000 euros anuales desde los 8.000 anteriores.

Eva Valero, colaboradora del Observatorio Inverco