A fondo

Cuatro puntos de actuación para la gestión de activos en 2021

angel-martinez-aldama

Hace justo un año, cuando analizábamos el porvenir para los mercados financieros, tras un 2019 espléndido en términos de rentabilidad, tanto en renta fija como en renta variable, sin saber lo que se nos venía encima, pensábamos en el inminente Brexit, en la guerra comercial entre Estados Unidos y China con las elecciones americanas en perspectiva, en el escenario de tipos negativos prolongado sine die o en la desaceleración de la economía a nivel mundial, como los principales catalizadores que harían traccionar a los mercados en un contexto de ciertas dudas y síntomas de agotamiento.

Lo cierto es que todo este planteamiento saltó por los aires cuando, todavía en el primer trimestre, la crisis sanitaria originada en China se convirtió en pandemia mundial y provocó la paralización de la actividad económica durante meses en todo el mundo. Un año después, es complicado realizar ningún tipo de predicción sin conocer cuál será el efecto de la vacuna, ni los plazos para su distribución a una parte significativa de la población que nos permita alcanzar una cierta vieja normalidad en todos los aspectos.

Ángel Martínez-Aldama – Director del Observatorio INVERCO

Diversificación en tiempos de COVID-19

La pandemia ha puesto a prueba y ha revolucionado el entorno en el que interactuamos. Es pronto para evaluar las implicaciones que tendrá, pero se puede afirmar categóricamente que es un fenómeno global. No hay rincón del mundo donde no haya salpicado y la capacidad con la que se expande no entiende de límites ni fronteras. Es el inicio de una época de cambios afectando a las prioridades y decisiones en el ámbito social y económico, tanto privado como gubernamental. En términos de mercados financieros, también conviene reflexionar sobre qué implicaciones tendrá esta crisis sobre las inversiones. El Covid ha tenido un efecto inmediato y no hay activo financiero que no se haya visto impactado, pero con matizaciones.

A corto plazo, su huella ha sido muy divergente en el comportamiento de la renta variable según los países, y especialmente por sectores o compañías. Valga como ejemplo el contraste entre sectores vinculados con el turismo, como las compañías de cruceros, y sectores ligados a la salud como el farmacéutico. Estos cambios tan bruscos son difíciles de prever y la forma de atemperarlos es mantener una cartera diversificada que limite esa volatilidad.

Ana Martín de Santa Olalla Sánchez. Observatorio Inverco

El inversor español se curte en los mercados

La cultura y el criterio financiero de nuestros compatriotas sigue mejorando año a año. Es probable que la sequía de rentabilidad proporcionada por los tipos de interés haya acelerado este proceso, empujando a los ahorradores a despojarse del conservadurismo que hasta hace poco les ha caracterizado.

Como todos recordaremos, el año 2019 dio una cosecha de rentabilidad excelente para casi todos los activos en los que se puede invertir. Todo funcionó bien, desde la renta fija, las materias primas, el petróleo y muy especialmente la renta variable. Afortunadamente esto vino acompañado por la mayor cifra histórica de volumen de patrimonios invertidos por los ahorradores en Fondos de Inversión desde su inicio, por lo que un número creciente de partícipes pudieron beneficiarse de esta rentabilidad. El promedio que dieron los Fondos fue 7,2%.

Valentín Arroyo, experto del Observatorio Inverco.

El KID, inversión transparente en tiempos de coronavirus

En tiempos de crisis, una de las principales claves para tomar decisiones de inversión acertadas es la transparencia. La pandemia por coronavirus ha tenido gran repercusión en los mercados financieros y, en este contexto de incertidumbre y la volatilidad, el inversor debe ser capaz de mantener la calma y no dejarse llevar por el pánico en los mercados. Ninguna situación es definitiva y, por ello, es fundamental analizar todas las decisiones para dar el paso más acertado en cada momento, con miras a seguir invirtiendo a largo plazo.

Es habitual, no obstante, meditar las decisiones a conciencia en épocas de crisis, pues el inversor se sentirá más cómodo y seguro si cuenta con información básica y clara sobre el producto que está pensando contratar, sin dejar cabos sueltos a la hora de cerrar una inversión. Desde hace unos años, como parte de la normativa UCITS IV, las entidades del sector cumplen con una labor fundamental para apoyar a los inversores en este proceso mediante la elaboración del documento de datos fundamentales (KID, por sus siglas en inglés, Key Investor Document). A través de este folleto, el inversor puede conocer las características esenciales del vehículo de inversión que está pensando contratar, desde la rentabilidad que el producto ha ofrecido históricamente hasta los niveles de riesgo a los que estaría expuesta nuestra inversión, pasando por el plazo indicativo de la inversión, así como los costes y comisiones asociados al vehículo de inversión.

Arantxa López Chicote, experta del Observatorio Inverco.

Ahorro periódico, un esfuerzo con merecida recompensa

ECarolinaMateol confinamiento ha revolucionado todos los aspectos de la sociedad: la forma en la que interactuamos entre nosotros, nuestro modelo de trabajo, cómo nos comunicamos e incluso el papel que tenemos como consumidores dentro de la economía. Las semanas de paralización de la actividad no esencial y los meses confinados han impactado directamente sobre la economía a nivel mundial, pero también sobre el ahorro de los ciudadanos. De hecho, según el INE, el ahorro en el primer trimestre del año se situó en 11,2% de la renta disponible, casi tres puntos superior al periodo anterior y el gasto de las familias en consumo cayó más de un 5%.

En la nueva normalidad, es fundamental mantener los hábitos de ahorro adquiridos durante estos meses de confinamiento. A pesar de la situación incierta en la que nos encontramos actualmente, no debemos cesar en nuestra intención de ahorrar para almacenar un buen colchón que nos permita atender los compromisos futuros, siendo uno de los más importantes nuestra jubilación. Al fin y al cabo, ya contamos con la base para comenzar.

Carolina Mateo, experta del Observatorio Inverco.

Los factores ASG salen reforzados de esta pandemia

Teresa Casla Uriarte, Presidenta y CEO de Fonditel.La Covid-19 nos ha dado tiempo. “Tiempo para pensar, para parar y para reiniciarnos”. La humanidad siempre innova después de la crisis y el coronavirus reformará por completo la geopolítica, las sociedades y los mercados tal y como los conocemos hoy en día. Sin duda, estamos ante el evento político, económico y psicológico de nuestras vidas, que impulsará la transformación en los años venideros.

Los periodos de crisis aceleran la historia. Las tendencias avanzan o se ven desplazadas súbitamente por otras nuevas. Si bien la tendencia hacia la sostenibilidad ya estaba en marcha, la crisis de la Covid-19 no ha hecho más que acelerarla. El gobierno corporativo y la sostenibilidad salen reforzados con la pandemia.

Las empresas con mejores calificaciones ASG han tenido un mejor comportamiento relativo en los meses de marzo y abril, los más duros de esta crisis en la que estamos inmersos.

La revolución del ahorro en las nuevas generaciones

_T8A9046Las nuevas generaciones están cambiando la forma de gestionar sus ahorros y sin duda las generaciones más jóvenes serán las que más influenciadas se vean por la pandemia. Desde aquellos días donde se escondía el dinero bajo el colchón ha llovido mucho. Hoy, el ahorro mediante aportaciones periódicas está al alcance de nuestra mano. La llegada de las nuevas tecnologías ha revolucionado las formas de ahorrar y los jóvenes, en este contexto, han dado un paso al frente para diferenciarse de sus padres y lo seguirán dando.

A lo largo de su historia, el ahorrador español se ha caracterizado por mantener un perfil principalmente conservador. No obstante, con la llegada de las nuevas generaciones este perfil ha evolucionado hacia un carácter moderado, convencido de la necesidad de asumir un poco más de riesgo en sus inversiones de cara a obtener una mayor rentabilidad. Cerca de la mitad de los jóvenes menores de 26 años o centennials, se consideran ahorradores de perfil moderado y, a rasgos generales, en España este perfil de inversor representa ya al 39% de los ahorradores, según datos del VI Barómetro del Ahorro publicado por el Observatorio Inverco.

La gestión discrecional, la alternativa del inversor frente al pánico de los mercados financieros

Pablo Hernandez 16En un entorno de volatilidad consecuencia del impacto del coronavirus a nivel global, la preocupación de los inversores crece por momentos, alertas ante los cambios constantes de los mercados financieros y atentos a cualquier movimiento que pueda afectar a su patrimonio.

En tiempos de incertidumbre, la gestión discrecional de carteras ha repuntado como una alternativa para mantener la calma y aprovechar las oportunidades que ofrece esta situación excepcional, dejando en manos de gestores expertos las decisiones de inversión para no dejarnos llevar por el pánico de los mercados.

Durante los últimos años, esta tendencia de gestión ha crecido en popularidad, situándose como una alternativa interesante tanto para inversores menos experimentados y como para aquellos que cuentan con un gran patrimonio y quieren ceder sus decisiones de inversión y la gestión de su capital a un experto del sector.

Coronavirus: mantener la calma en tiempos de volatilidad

angel-martinez-aldamaEl impacto del coronavirus a nivel global es ya un hecho que, como se ha visto, ha tenido gran repercusión en los mercados financieros. Ante la caída de las Bolsas y de los valores de algunos segmentos de renta fija, los bajos precios de activos como el crudo y la declaración del estado de alarma, el ahorrador español debe mantener la calma y no dejarse llevar por las emociones derivadas de un entorno de volatilidad extremo. Cuando la incertidumbre crece, es momento de recordar algunas cuestiones.

No debemos olvidar, en primer lugar, que ninguna situación es definitiva. Aunque en estos momentos nos encontremos en un entorno de confusión, el inversor debe comprender que el mercado es cambiante y que las crisis pueden afectar negativamente a los mercados durante un periodo de tiempo determinado. No obstante, como en cualquier otra situación adversa, la tendencia puede revertir en cualquier momento. Por esta razón, no hay que dejarse llevar por las emociones, sino tener paciencia y esperar a que la situación recupere una tendencia positiva.