El inversor español se curte en los mercados

La cultura y el criterio financiero de nuestros compatriotas sigue mejorando año a año. Es probable que la sequía de rentabilidad proporcionada por los tipos de interés haya acelerado este proceso, empujando a los ahorradores a despojarse del conservadurismo que hasta hace poco les ha caracterizado.

Como todos recordaremos, el año 2019 dio una cosecha de rentabilidad excelente para casi todos los activos en los que se puede invertir. Todo funcionó bien, desde la renta fija, las materias primas, el petróleo y muy especialmente la renta variable. Afortunadamente esto vino acompañado por la mayor cifra histórica de volumen de patrimonios invertidos por los ahorradores en Fondos de Inversión desde su inicio, por lo que un número creciente de partícipes pudieron beneficiarse de esta rentabilidad. El promedio que dieron los Fondos fue 7,2%.

Valentín Arroyo, experto del Observatorio Inverco.