La revolución sostenible en la gestión de los Fondos de Inversión

Jose Luis ManriqueLa entrada en vigor del reglamento europeo Green MiFID hace casi un año y medio ha marcado un hito significativo en la distribución de productos sostenibles, llevando a Gestoras de Fondos y a inversores por un camino más basado en criterios no financieros a la hora de invertir. Este reglamento, que pone el foco en la consideración de las preferencias de sostenibilidad de los clientes en la evaluación de la idoneidad, entre otros requisitos, está sirviendo como catalizador de un cambio profundo en la manera en que se construyen y gestionan las carteras de los inversores.

En España, muchas entidades ya habían impulsado la sostenibilidad mucho antes de la entrada en vigor del Reglamento de Divulgación (UE) 2019/2088 (SFDR). Para muchas Gestoras, los Fondos que seguían criterios de sostenibilidad ya eran parte integral de sus catálogos de productos, evidenciando una sensibilidad creciente hacia las cuestiones medioambientales, sociales y de gobernanza. La entrada en vigor de la normativa ha servido, sin embargo, para consolidar y extender esta tendencia, llevando a un ajuste progresivo en el catálogo de productos ofertados.

José Luis Manrique, director de Estudios y Estadísticas del Observatorio Inverco