El rincón del partícipe

¿Te atreves a explicar qué es un Fondo de Inversión?

new_fan_page_imagen-principal

GANA  2000 EUROS.  ¡¡ATRÉVETE!! Si eres original y divertido, gana el reto explicando o escenificando: ¿QUÉ ES UN FONDO DE INVERSIÓN?

1. Graba tu vídeo explicativo de 60 segundos.

2. Súbelo y rellena el formulario.

3. Comparte tu vídeo con tus amigos, nombra el reto con los hashtag #atreveteafondo; #concursoinverco; #educateafondo; #fifriends.

4. Para seguir sumando puntos, invita a tus amigos, comenta los vídeos y comparte.

5. Consigue entrar en el TOP10 para llegar a la final.

6. El ganador recibirá 2.000 euros. Si quedas segundo podrás ganar un Ipad Air 2.

Por si necesitas un toque de inspiración haz click aquí: Infografía Fondo de Inversión

PARTICIPA AQUÍ 

 

¿Qué es el factor de sostenibilidad?

shutterstock_317935535

Se trata de una medida correctora, para asegurar el futuro de las pensiones, que ya se está aplicando en algunos países como Italia, Alemania, Francia y Portugal  y que en España entrará en vigor a partir del año 2019. Desde ese momento, el cálculo de las pensiones tendrá en cuenta un nuevo factor, la esperanza de vida.

El factor de sostenibilidad introduce dos variables. La primera es el factor de equidad intergeneracional (FEI) que se revisa cada 5 años, en función de la evolución de la esperanza de vida. Se trata de computar la cuantía de la pensión teniendo en cuenta cuántos años vivirá el pensionista desde que empieza a cobrar la pensión, y haciendo que dicha cantidad se autoajuste dependiendo de la longevidad. En otras palabras, cuando la esperanza de vida crezca, el pensionista recibirá menos dinero puesto que, en teoría,  vivirá más tiempo.

La segunda variable es la revalorización anual, que liga la valoración de las pensiones a la salud de las arcas públicas. Esto implica que las pensiones solo subirán si aumentan los ingresos del sistema por encima de la tasa de crecimiento del número de pensiones.

Concretamente, la revalorización de las pensiones se realizará teniendo en cuenta la diferencia entre la tasa de crecimiento nominal de la Seguridad Social y los gastos si no se actualizasen las pensiones. Se tomarán como referencia, tanto el crecimiento del número de pensiones, como el crecimiento de la pensión media debido al efecto de sustitución.

Una vez entre en vigor la nueva legislación, el factor de sostenibilidad no afectará a todos los pensionistas, sino solo a aquellos que se incorporen al sistema de pensiones a partir del año 2019. Además tampoco se aplicará a las pensiones más bajas ni a las más altas.

El principal objetivo de este índice es prolongar la vida laboral de los trabajadores, tal como viene aconsejando la Comisión Europea desde hace algunos años. Esta herramienta se convertirá en un elemento base para el cálculo de las pensiones, logrando la suficiencia del sistema a largo plazo.

Claves para entender el folleto de un Fondo de Inversión

shutterstock_533641372

A la hora de invertir en un Fondo, resulta fundamental que sepamos leer e interpretar la letra pequeña del producto. De ahí la existencia del documento de datos fundamentales para el inversor (DFI), conocido como folleto del fondo, que exige la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a todas las entidades que comercializan un fondo, para ayudar al partícipe a que conozca todas las características del producto y realice una comparativa entre diferentes alternativas.

El folleto del fondo incluye los siguientes apartados:

  • Datos identificativos del fondo: datos básicos del fondo como el código ISIN, Nº de registro en CNMV e identificación de la gestora.
  • Objetivos y política de inversión: contiene la descripción detallada de la estrategia del fondo, en qué y cómo invierte. Dentro de este apartado se incluye la categoría del fondo –de acuerdo con una clasificación estandarizada: monetarios, renta fija, renta variable, mixtos, total o parcialmente garantizados, gestión pasiva, globales, retorno absoluto-, la política de inversión, una descripción detallada de la estrategia del fondo para invertir el patrimonio de los partícipes, el objetivo de gestión: si tiene o no un índice de referencia y el valor liquídatelo aplicable en caso de suscribir o reembolsar las participaciones.
  • Perfil de riesgo y remuneración: ofrece un dato indicativo del riesgo del fondo en una escala de 1 a 7 niveles. El nivel 1 corresponde a menor riesgo y 7 a mayor riesgo. No obstante, esto no quiere decir que el 1 esté exento de riesgo. Por otra parte, no hay garantías de que la categoría indicada vaya a permanecer inalterable y no varíe con el tiempo.
  • Gastos corrientes y comisiones: las comisiones que asume el partícipe de forma directa e indicador de los gastos corrientes.
  • Rentabilidad histórica: un gráfico de barras muestra la rentabilidad anual que ha obtenido el fondo a lo largo de 10 años.
  • Información práctica: contiene información sobre el depositario (custodia de valores, vigilancia, supervisión de la gestora), la inversión mínima inicial, la fiscalidad y dónde se puede consultar otra información del fondo.

Los riesgos y gastos nos ayudarán a ajustar las contingencias que queramos asumir, la política de inversión nos permitirá saber en qué y cómo se invierte nuestro dinero y la frecuencia del valor liquidativo será decisiva si tenemos pensado hacer nuevas aportaciones en el futuro o si, por el contrario, queremos desembolsar el dinero en algún momento determinado, ya que en la mayoría de los casos se aplican comisiones por ello.

¿Conoces las ventajas fiscales de los Fondos?

shutterstock_519060790

Las ventajas fiscales de los fondos de inversión hacen que este producto sea una buena alternativa, ya que la presente legislación está diseñada para favorecer los flujos de capital.

La principal ventaja fiscal que presenta los fondos de inversión reside en que solo se tributará por los beneficios, una vez retirados, y no mientras la inversión esté en curso. Dicho de otro modo, el inversor estará exento del pago de impuestos mientras el fondo permanezca en su titularidad y solo pagará por los beneficios obtenidos.

Las ganancias y pérdidas patrimoniales se integrarán y compensarán en la base imponible del ahorro, conforme a lo establecido en la normativa del IRPF. Si tal base fuera positiva, tributará a un tipo de gravamen que dependerá de la base liquidable del ahorro del contribuyente y del ejercicio a que se refiera la tributación.

Sin título

Otra de las ventajas de los fondos es que existe un régimen de diferimiento de la tributación, conocido como traspaso, esto es, que cuando cambiamos de un fondo a otro estamos exentos de pagar impuestos sin tener que tributar en la renta y, por lo tanto, no pagaremos impuestos por la venta de los títulos, siempre que traspasemos la inversión a otro fondo.
Las ganancias y las pérdidas patrimoniales en los fondos se compensan entre sí en los cuatro años siguientes a la inversión, por lo tanto si el inversor sufre perdidas en fondos, estas pueden ser restada de los beneficios.
Por otro lado, los gastos de adquisición y enajenación satisfechos también pueden ser deducidos de los beneficios, esto es, aquellos gastos cobrados por las gestiones más allá del valor de la participación del fondo.
Los fondos de inversión garantizados de los que ya hemos hablado en El rincón del participe, tributan de manera diferente al resto de los fondos. Si la garantía es interna, el fondo tributará de igual manera que el resto de los fondos. Sin embargo, si la garantía es externa, la fiscalización es diferente y ese dinero no será una ganancia o pérdida patrimonial, sino un rendimiento de capital mobiliario. Es decir, en vez de contarse con la retribución de otros fondos, se hará con las cuentas corrientes y el dinero de otros seguros, aunque también tributarán conforme a las tablas de IRPF que hemos indicado anteriormente.

 

¿Cómo funcionan los planes privados de empleo?

Planes privados de empleoLos planes privados de empleo, o planes de pensiones para empleados (PPE), son planes de pensiones privados incentivados por empresas, corporaciones, sociedades o entidades que actúan como promotores y donde el beneficiario es el empleado que, en este caso, actúa como participante.

Según el tipo de promotor, el plan de ahorro tendrá una denominación diferente. Si es una empresa, nos encontraremos ante un plan de pensiones de empresa para empleados, que puede hacer aportaciones junto al trabajador. Sin embargo, en los planes de pensiones de asociados, aquellos en los que el promotor es una asociación o en los planes de pensiones individuales, en los que el promotor es una entidad financiera, las aportaciones correrán exclusivamente a cargo del partícipe.

Las aportaciones a los planes privados de empleo son realizadas de forma obligatoria tanto por el promotor (la empresa) como por el partícipe (trabajador), conforme a lo establecido en el reglamento del plan. El reglamento también regula las aportaciones voluntarias que puede realizar el partícipe, que son habituales en este tipo de vehículos y se justifican por la necesidad de llevar a cabo una previsión personal complementaria para la jubilación, mediante un instrumento de costes reducidos.

En cualquier caso, el importe mayor aportado en los planes privados de empleo no podrá exceder de 8.000 euros anuales o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas. Estos planes, poco extendidos en España, son independientes y complementan al régimen de la Seguridad Social correspondiente a dichos empleados. Las aportaciones que hace la empresa al plan de pensiones de empresa cuentan para la base de cotización del trabajador.

El Real Decreto-ley 16/2013, de medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores, establece el nuevo reglamento para los planes de empleo privados en España, en el que se recoge que las aportaciones a estos planes, que se consideraban un salario diferido, pasaron a engrosar la base de la cotización de los empleados.

Algunas compañías aseguradoras tienen planes especiales para facilitar a las empresas los planes de pensiones de sus empleados. Si el empleado cambia de empleo, existe la posibilidad del traslado de sus derechos acumulados a la nueva empresa. Este tipo de planes también contemplan otras prestaciones adicionales para situaciones de fallecimiento, incapacidad, dependencia, enfermedad grave o paro, reguladas por el reglamento del propio plan.

 

 

¿Qué es un Fondo Garantizado?

shutterstock_126821831Como se podría intuir de su propio nombre, los Fondos Garantizados son aquellos que garantizan la devolución de la inversión inicial parcialmente (en su totalidad), en una fecha futura preestablecida. En algunos casos, estos vehículos también aseguran una rentabilidad media durante un periodo de tiempo también prefijado con antelación.

Dicha rentabilidad puede ser un porcentaje determinado o estar referida a la evolución de un índice de referencia (como por ejemplo, el IBEX-35) o a un conjunto de ellos (el IBEX-35, el CAC-40 de París, el FT-100 de Londres, etc.).

Los gestores del Fondo garantizan esta rentabilidad siempre y cuando el inversor no venda las participaciones durante un determinado periodo de tiempo, que normalmente oscila entre 3 y 5 años. En caso contrario, no se garantizan estas cantidades o rentabilidades mínimas y el producto funcionaría como cualquier otro Fondo no garantizado.

Cuando llega el vencimiento de la garantía del fondo, pueden suceder que la Gestora ofrezca una nueva garantía, en las mejores condiciones que en ese momento determinen los mercados o que el fondo deje de ser garantizado y continúe funcionando como un fondo “abierto”.

Existen dos tipos de Fondos Garantizados:

  • Fondos Garantizados de renta fija: Estos fondos garantizan; o bien una cantidad determinada preestablecida o bien una rentabilidad predeterminada, dentro de un periodo de tiempo prefijado. En caso de que el comportamiento del fondo sea negativo y la rentabilidad final sea inferior a la acordada, el Fondo se hará cargo y pagará al inversor la diferencia, hasta cubrir la cantidad garantizada inicialmente. Sin embargo, si el Fondo tiene un buen recorrido y su rentabilidad final es mayor a la garantizada, el inversor se verá beneficiado.
  • Fondos Garantizados de renta variable: A diferencia de los Fondos Garantizados de renta fija, los de renta variable solo garantizan la inversión inicial en la fecha de vencimiento del periodo de tiempo preestablecido. En estos Fondos, la rentabilidad podría ser nula si la evolución del fondo no es la esperada durante el tiempo establecido.

 

¿Cuáles son las CC.AA. con un perfil de inversión más dinámico?

mapa-inverco-con-cambios

El ahorro acumulado en Fondos de Inversión representa el 20% del PIB nacional, según refleja el último informe del Observatorio Inverco, que analiza el patrimonio invertido en Fondos por CC.AA y provincias.

El perfil de riesgo medio del ahorrador en Fondos en España sigue siendo eminentemente conservador. No obstante, durante los tres últimos años de crecimiento continuado de patrimonio, se ha producido una disminución de la aversión al riesgo del partícipe, que ha modificado sus preferencias de inversión hacia categorías con mayor exposición a mercados.

De esta forma, dos de cada diez partícipes de Fondos invierten en Renta Variable, pero el patrimonio invertido en este tipo de Fondos se sitúa en el 13,7%, puesto que el patrimonio medio es el más bajo de todas las categorías.

Por CC.AA, País Vasco, Navarra, Aragón, Cataluña y Madrid son las regiones cuyos inversores cuentan con un perfil de inversión más dinámico, puesto que más del 14% del patrimonio invertido en Fondos en estas comunidades está en productos de Renta Variable pura. En el otro lado, el porcentaje de patrimonio en Fondos de Renta Variable cae por debajo del 10% en Galicia, Asturias, Castilla y León, Castilla La Mancha, Extremadura, Andalucía y Canarias. Por provincias, Navarra (22,8%), Vizcaya (19,1%), Barcelona (16,2%), Madrid (16,2%) acumulan el mayor porcentaje en Fondos de Renta Variable y Ávila (5,1%), Jaén (5,4%), Ciudad Real (5,7%), Huelva (6%) y Lugo (6,1%) el más bajo.

 

¿En qué supuestos podemos rescatar un plan de pensiones?

rincondelparticipe

La reforma del sistema de pensiones provocará una caída progresiva de la tasa de sustitución (renta de la pensión pública con respecto al último salario) en los próximos años, hasta converger hacia niveles parecidos a la media de países de la OCDE. En este escenario, el interés por la contratación de planes de pensiones privados está incrementando, ante la necesidad del ahorrador por completar la pensión pública, si quiere mantener el poder adquisitivo en el momento de finalizar su vida laboral.

Pero, ¿en qué supuestos podemos rescatar un plan de pensiones? Este vehículo está diseñado para su rescate en cuatro circunstancias muy concretas: jubilación, invalidez, fallecimiento o dependencia severa. No obstante, la última actualización de la Ley ha ampliado estos supuestos, hasta otros casos extraordinarios, los conocidos como supuestos excepcionales de liquidez, en los que los partícipes también pueden recuperar su participación en el plan.

Paro de larga duración: se permite disponer del plan de pensiones, aún en el caso de que el partícipe haya contratado el plan de pensiones estando ya en dicha situación de desempleo de larga duración.

Enfermedad grave. Enfermedad, dolencia, sufrimiento o lesión que inhabilite durante un tiempo a la persona a realizar su trabajo o deberes y, por lo tanto, no pueda obtener una remuneración gratificada por su trabajo.

Desahucio de vivienda habitual. El gobierno amplió hasta mayo de 2017 el plazo estipulado para que los ciudadanos puedan rescatar el dinero depositado en un plan de pensiones, si así pueden evitar el desalojo de su vivienda habitual.

Aportaciones con antigüedad superior a 10 años. A partir de enero de 2025, cuando se cumplan 10 años desde la entrada en vigor de la norma.

En estos casos excepcionales, los derechos podrán hacerse efectivos mediante un pago o en pagos sucesivos, salvo el caso de ejecución de vivienda. Los partícipes que perciban sus derechos en forma de renta deberán renovar cada tres meses la documentación aportada para acreditar el mantenimiento de la situación que motivó el supuesto excepcional de liquidez. A efectos fiscales, las cuantías cobradas por los supuestos tendrán la consideración de rendimientos del trabajo.